Reseña: Café El Trapiche, Monteverde

Muchos relacionamos el nombre de Guanacaste con playa y muy pocos con montaña. Y muchos relacionamos Monteverde con turismo, ranitas en extinción y bosque nuboso, pero poco con café.

Y aunque ciertamente, Monteverde, de acuerdo a la división de provincias, no se encuentra dentro de la provincia de Guanacaste, sino de Puntarenas, pero la división por regiones cafetaleras de Costa Rica, ubica a este recinto de biodiversidad en la región Guanacaste.

Hace poco Mauricio Serrano, barista de El Trapiche, Monteverde,  y competidor del campeonato nacional, me envió unas muestras del café cosechado en esta finca en distintos procesos y tuestes. ¡Genial! De inmediato me puse a probarlos y aquí les dejo una breve reseña de lo que me pareció.

Para comenzar, las muestras fueron: un café de proceso natural, otro honey y uno lavado, tueste claro.  Ahora, como sabemos, el café crece en altura. La región Guanacaste no cuenta con zonas de producción tan altas como el resto de cafetaleros, pero eso le da un sabor más suave y características que lo distinguen.

Desde el punto de vista del café, a Monteverde se le denomina “microregión”, tan especial como el bosque nuboso que posee.  El café de la muestra fue sembrado a 1350 m de altura y con mucho mimo, según me contó Mauricio. “Desde 1948 la familia Santa María llegó a Monteverde y comenzó con el cultivo de café además de cacao y caña de azúcar, de donde se toma el nombre de El Trapiche”.  Y la meta del Trapiche es cultivar café de especialidad, café de alta calidad.

honeytrapiche

Honey

Comencé por la muestra de café en proceso honey (esto es que se dejó parte del mucílago o pulpa al momento de secar el grano del café). Las plantas que dieron esta muestra eran de las variedades caturra y catuaí. La descripción del paquete prometía una acidez cítrica, sabores a ciruela pasa y un cuerpo cremoso. Y no falló. Lo preparé en el método V60 y el resultado fue un cafecito suave, con un puntito de acidez. Les cuento que lo compartí en mi casa y fue la muestra que se fue más rápido.  También lo probé en chemex y aeropress y en ambos también dio buenos resultados.

lavadotrapiche
Lavado tueste claro

El café lavado me dejó mucho aroma, tal y como lo dicen sus descriptores: aroma floral, sabores achocolatado, acidez a lima. Lo hice primero en chemex, pero me gusta más en aeropress y para el café de la mañana.

naturaltrapiche
Natural 

El proceso natural consiste en secar el grano pero sin quitarle la cereza, el resultado siempre es un sabor rico en matices y más complejo. La variedad de la planta en la muestra es catuaí amarillo y el proceso natural es claro en todo: la fragancia cuando se muele, el aroma que deja cuando se infusiona. Un café frutal y que se diferencia de los otros dos.  Para conocer más sus distintivos, lo hice en chemex, porque este método permite una taza muy limpia (sin residuos), pero en cualquier otro método queda claro su sabor profundo.  De los 3 es mi preferido personal, creo que si ustedes quieren probar cosas nuevas en el café, es bueno probar el proceso natural como este.

Bueno, yo me quedé con ganas de probar y saber más de Monteverde como microregión cafetalera, así que habrá que planear una visita que vaya más allá del “canopy”, la biodiversidad y la oferta turística tradicional: hay que sumarle el café de excelente propuesta. ¿Qué opinan?

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.