Este fue un 2017 lleno de buen café

¡Mis amig@s lectores! ¿Quién iba a pensar cuando comencé el año 2017 cuántas historias, rostros, lugares, conocimiento y sobre todo; grandes cafés iba a encontrarme y poder contarles de ello? ¡Ha sido un placer poder trazar este mapa cafetero!

El 2017 fui desde lugares tan lejanos como España hasta otros tan cercanos a nuestra historia de café como la región Turrialba, Tarrazú o Heredia. Conocí maestros en el barismo, catadores increíbles, visionarios del café, emprendedores, expertos en nuevas tecnologías, en la genética del café, pero sobre todo a aquellos nobles productores y productoras que creen firmemente en el café de calidad y cultivado con respeto al medio ambiente.

Pude probar cafés de muchos países en la Expo de Café en Seattle, pero también descubrir sabores deliciosos de la mano de microbeneficios, tostadores, catadores y baristas. Cafés tan reconocidos como el ganador de Taza de la Excelencia en Copey de Dota y tan deliciosos como los de la región Brunca, los cuidadosamente cultivados de café La Cumbre en Tarrazú o la finca de Arbar en Naranjo. 

Conocimos de la historia del café en Costa Rica y cómo este producto es parte esencial de nuestro desarrollo, pude verlo claramente cuando la familia del beneficio El Espino en Atenas nos contó cómo las carretas llenas de café atravesaron aquellos caminos para llevar el “grano de oro” a los puertos de exportación.

Estoy muy agradecida con cada una de estas personas que tuvo la paciencia de abrirme sus puertas y dejarme conocer su historia, dejarme aprender de su experiencia en café. ¡Me falta mucho por recorrer aún! Espero que ustedes hayan seguido con la misma emoción este camino que vamos haciendo. Por lo pronto, los dejo con apenas 3 minutos que intentan resumir todo lo que vimos este año. ¡Nos vemos en el 2018, con más! 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.